Jugando Sudoku

El Sudoku es un juego muy entretenido y que está de moda, es recomendable ya que pone a prueba nuestra lógica a un 100%.

Cada día tiene más jugadores que dedican gran parte de sus horas diarias a este desafiante pasatiempo, tratando siempre de resolverlo en el menor tiempo posible.

El juego se popularizó en Japón en 1986 y luego a nivel mundial en el 2005, luego de que periódicos de todo el mundo lo publicaran en sus pasatiempos para los lectores.
Jugando Sudoku

¿En qué consiste el Sudoku?

En su versión original, este pasatiempo está compuesto por una matriz de 9 filas por 9 columnas, tiene 81 cuadros en total, los cuales están divididos en subcuadros de 3 x 3, que se conocen comúnmente como regiones, así, originalmente, al ver un sudoku encontramos números dispuestos en estos subcuadros, llamados números dados o pistas.

  • El objetivo del juego es rellenar estos subcuadros con números del 1 al 9 sin que se repita alguno en las demás casillas.

A partir de este principio, han surgido diferentes niveles de complejidad, habiendo un nivel incluso para niños, y a su vez, podemos encontrar diferentes modelos de tablas del juego, sin embargo, la de la cuadrícula de 9×9 es la más popular.

¿Qué es lo que hace particular a cada juego?

La particularidad es que cada juego tiene solo una solución, un buen Sudoku no puede tener varias soluciones, este es el gran reto que se presenta a la hora de crear y resolver uno.

También se puede jugar online.

También te puede interesar: Belleza

¿Cómo resolverlo?

Resolverlo puede hacerse más difícil a medida que vamos aumentando el nivel de complejidad, puede suceder que, al completar una fila, nos damos cuenta que en el cuadro ya se encuentra alguno de los números, es por ello que la principal clave para la resolución del juego es la observación, tenemos que observar bien las pistas que nos dan y, luego, utilizar la siguiente clave, la lógica, debemos tener mucha de ésta al momento de disponer los diferentes números sobre nuestro tablero de Sudoku.