Mi plan de alimentación diferente hoy

Plan primario ¿Cómo es mi plan de alimentación diferente hoy? Idéntico al que en los lapsos de sobriedad realizaba en el grupo. Admitiendo que no ingería: azúcar, harinas, cereales, legumbres, papa, batata, choclo, higo, uva.

Viene de Te regalo el arco Iris. Escrita por Kathy Piazzolla.

Siendo que al principio, teníamos hasta dos tostadas  permitidas al día, (nunca las use). Luego, fueron agregados los que aquí he mencionado.
Te regalo el arco iris

Mi plan de alimentación diferente hoy

Buenas discordancias  he causado al no estar conforme con los cambios incorporados al sistema, aprobados por la mayoría.

Creo, causa por la cual, me fui.

No voy a mencionar las cantidades, ni la forma de realizar este plan, por la sencilla razón, que aún no habiendo concurrido al grupo, (lo sabrás), ya que es conocido a nivel mundial.

Sólo he de transmitir esto, que el grupo me ha enseñado.

Cada persona, ha de elaborar su propio plan, de acuerdo a su gusto y necesidades

Mi única sugerencia, es excluir las antes mencionadas, sólo, sí como yo, te identificas consumo dependiente,  sí como a mi, estas, te causan adicción.

De algo estoy segura, no soy, “la única”.

Y ampliando el tema, plan primario, creo haber sido clara en transmitir lo más importante, y el resultado de mi experiencia.

Más, los conocimientos adquiridos, en los quince años que llevo estudiando el tema, no sólo en mi persona, sino, basada en las encuestas que vengo realizando, diferente; por que en esos tiempos, usaba salchichas y fiambres comunes, (los permitidos).

  • Hoy uso, carne de vaca ahumada, jamón crudo, jamón cocido y lomito, sólo, (calidad extra), que nos garantiza, ausencia de agregados, (inconvenientes para nosotros).

¿Cómo se entiende esto?

  • ¡Y, mañana no se!
  • ¿Sí tengo una fiesta?
  • ¡Pronto es Navidad!
  • ¡No voy a despreciar!
  • ¡Me invitaron a un restaurante!
  • ¡Haremos un viaje y no se que sirven en el hotel!

– Todas son excusas, lo sabemos-.

Digo esto muy feliz, en estos meses he sido invitada varias veces:

  • A casa de familiares, a una cantina donde sólo sirven  pizza y empanadas.
  • En mi casa, se han hecho reuniones, en las que he cocinado para el resto, diferentes comidas.

Sí te preguntas ¿Cómo se puede guardar sobriedad en los acontecimientos?

  • Te respondo… sí no tenemos ni la más pequeña intención de abandonar el plan, las ideas surgen espontáneamente.

Sí bien es cierto que estando en casa es más sencillo, cocinamos nosotros, nadie se ofende. Al ir de visita, notaras con asombro, que hay que pasar el primer lapso.

Te ven con la vianda y comentan, al tiempo se olvidan.

Por que dejaste de ser, noticia en primera plana.

– Y no te han de molestar más-.

Dejo en claro, cuando me refiera de ahora en adelante a

  • dulces,
  • postres,
  • chocolates,
  • mayonesa, u otro producto de consumo,

estaré hablando de productos bajas calorías,  sin azúcar y sin harinas.

Ideas varias para la alimentación, con recetas

Sugerencias para llevar a un restaurante, cuando haces dieta.

No queremos hacer el ridículo, con una vianda, en estos casos, lo más indicado, es usar las bolsas elegantes de cartón de las tiendas, en ellas, nuestra comida en bolsitas.

Recordar esto, los hidratos de carbono, deben ser menores a las  proteínas de origen animal.

-No me atribuyo este conocimiento-, está comprobado que de esta  forma, son óptimos los niveles de saciedad que se obtienen.

O, será mas propicio para perder peso.

Los nutricionistas de los últimos tiempos, han estudiado estos detalles que conviene aprovechar.

Receta: canelones de fiambre

  • 100 gramos de queso de máquina,
  • 100 de jamón cocido, u otro, a elección y
  • una manzana pelada cortada en rodajas.
  • Primero separar las fetas de queso, montar en ellas, (de a una), las de fiambre, colocar en el extremo angosto, dos rodajas de manzana, y arrollar.
  • Sí todos usan cubiertos, vos igual, si el resto come empanadas, los aquí indicados, son ideales para comer con la mano.

¿Por qué crees, que el queso, debe estar primero?

¿Nos ha de gustar aceitarnos las manos?

Llevo los años mencionados, estudiando todos los detalles que nos eviten hacer el ridículo, causa por la cual abandonamos el plan.

-Repito-, años estudiando, lo que al fin, hoy,  pongo en práctica.

A la hora del postre, no hay por que ser menos, podemos llevar postres comprados.

Los hay muy buenos hoy en el mercado, las empresas han contado con expertos para su elaboración.

Estos, para complacernos cerca de la comida y sí la reunión se prolonga, chocolates.

-Luego haré mención de ellos-.

¿Salimos a diario?

Sí ese día no perdemos peso, al menos no aumentaremos y lo mas importante, estos chocolates, nos evitarán caer en tentaciones inadecuadas para nosotros.

Sí en la comida hemos bebido agua mineral o sodas,  podemos tomar el café que conviden, sólo o con edulcorante.

¡No es posible, que no causemos gasto alguno!

Sí la invitación es en casa de familiares o amigos, será más práctico llevar la vianda y en ella lo que cada uno quiera.

Yo prefiero los canelones de lechuga

Receta:

  • Hojas de lechuga, grandes y tiernas,
  • tiras de zanahoria hervida, de tomates, de zapallo, de zapallito verde, de pollo, de carne, de pescado, de lo que vos decidas.
  • Estos son sólo ejemplos-.

Procede, como en los de fiambre, a diferencia que es mejor cruzarles un palillo, pues la lechuga no es adherente.

Comento esto, pues, no uso condimentos, si te agradan, usas, o mayonesa.

Nunca preparo menos de seis, prueba, y verás como llenan.

-Son entrada y comida al mismo tiempo-.

No olvidar el postre a elección, (ejemplo), gelatina.

Siempre es bueno tener preparado en casa, algo, para invitaciones imprevistas o en lo cotidiano, tal como los bombones de coco.

– Que reemplazan la porción de queso-.

A esta preparación la llamaré;

Receta básica número 1

  • Más, coco rallado, (cantidad necesaria), en el caso de los bombones y de los coquitos.

Preparación:

  • 500g de ricota,
  • dos cucharadas soperas de edulcorante,
  • una de té de esencia de vainilla, u otra, (en menor cantidad).

Ya que suelen ser muy fuertes, en ese caso, ir probando.

Mezclar a mano, (como cuando hacemos albóndigas).

Dicho de paso, formar albondiguitas, y pasarlas por coco rallado.

Acomodar en fuente amplia para evitar que se peguen.

-Duran, la semana-.

En el caso de usar esencia de frutilla, puedes agregar colorante para repostero rojo o sí prefieres de banana, usa verde.

Necesitamos sabores y colores para seguir nuestro plan

-No olvides, que necesitamos sabores y colores para seguir nuestro plan-.

Transmito esta receta por sencilla, de bajo costo y base para otras.

A esta preparación para horno la llamaré:

Receta básica número 2

Ya que a la preparación  receta básica num1, se le agregan:

  • 2 huevos,
  • coco rallado a gusto,  se hacen coquitos, y se hornean a temperatura moderada.

Vigilando que no se quemen, ya que puedes abrir el horno cuantas veces quieras, (no se bajan).

O, con la misma preparación, hacer tipo una tarta, (en ese caso no usar coco), a la que una vez fría, le puedes agregar, (sí lo deseas), esta crema, que llamaré: Chantilly.

A un pote de queso crema, le agregas esencia de vainilla y edulcorante a gusto, mezclas, (y listo).

-Algo elemental-,  siempre que hornees esta preparación, usa papel manteca, bien untado en manteca,  aceite simple o en aerosol.

(Y es importante que recuerdes esto).

La bandeja que emplees, se espolvorea con  fécula o almidón de cereales, ejemplo, maíz  o  mandioca.

(Nunca, harina).

¿Cuál es la porción?, a gusto.

(Sí no bajas, la reduces).

Como ves, te paso recetas tentadoras y prácticas.

Que no siempre son de mi creatividad.

Sino el resultado de compartir experiencias en el grupo… en la vida.

El motivo de este libro no es, la obesidad

Ni un tratado de recetas bajas calorías, sí tú problema es la obesidad, no hay nada mejor que el grupo, como antes mencioné.

Parece absurdo, también soy obesa,  y me puede esto de transmitir recetas.

El motivo de este libro, es, compartir mi experiencia de consumo dependiente recuperada, con todo aquel que padezca, lo que yo, (antes), he sufrido.

¿Alguna vez has comido, dos platos colmados ensalada rusa, aparte del asadito y la parrillada en regulares porciones?

  • ¡YO, SÍ!

¿Alguna vez has comido, hasta tres platos de pastas o guisados o porotos de soja o arroz o polenta o puré de papas?

  • ¡YO, SÍ!

¿Alguna vez has comido, (en un momento), hasta siete facturas o hasta ocho empanadas o hasta una pizza entera?

  • ¡YO, SÍ!

¿Alguna vez has comido, hasta 3 porciones de torta, más el revestimiento de la que han comido tus hijos, luego de comer algo salado que hubo en un cumpleaños?

  • ¡YO, SÍ!

He dejado para el final de este espantoso y real currículum de mi vida, al que en ella, se ha merecido el premio mayor al desborde total…alias:

  • “DON  HELADO”.

¿Alguna vez has comprado, 2 baldes de helado de 3 litros, (cada uno), con la intención de… uno, para convidar… y otro, para vos?

¿Y te has tomado el tuyo, (en 24 horas), y has terminado; lo que dejo tú familia del otro,  (antes de que hayan pasado las 48 horas)?

  • ¡YO, SÍ!

Para cerrar el capítulo “DON HELADO” contaré, que para despedirme, en los últimos 4 días llegué a consumir 3 baldes, faltando una pequeña porción del tercero, cuando estaba ya descompuesta.

  • -Repito-, 4 días antes había dicho ¡BASTA! pero, no es conveniente obviar un duelo.

Ya que estaba sepultando, toda una vida en desborde de algunos alimentos, elegí, al verdugo mayor de mi vida, (para ese momento tan especial), y de esta forma, desde lo más profundo de mi corazón, supe… que le estaba dando muerte a el.

Hablando en tiempo presente: te regalo este plan de alimentación diferente, que he denominado:

Plan secundario

Por que tiene las virtudes de; poder gratificarse con una variedad de exquisiteces tal vez no imaginadas por algunas personas.

No aumentar de peso, y lo más importante, (no producir adicción).

Siempre que no se usen los productos, excluidos en el plan primario, y los excluidos en este, de los que luego haré mención.

No sin antes, hacer un inventario comparativo de nuestro estilo de vida, con el  problema de los consumidores antes mencionados.

Razón por la cual, no debemos obviar los dos caramelos ácidos, antes de almuerzo y cena, a menos que el médico lo indique, por otros problemas de salud, como en el caso de la diabetes.

Teniendo en cuenta, que a ninguna persona le han agregado alcohol o etc, etc, etc, a su biberón,  pero esta, ha contado con el azúcar, por lo menos desde el primer año de vida. Teniendo como referencia, que no somos cavernícolas, dejarla absolutamente es nocivo.

Ya que es la cuota mínima de fósforo, que necesita el cerebro para que no abandonemos el plan o perjudiquemos nuestra salud.

Comienza a mandar mensajes de saciedad

En un lapso no menor a 15 minutos antes de las comidas,  este, comienza a mandar mensajes de saciedad, del estomago al cerebro y viceversa.

Hago mención del azúcar a consumir, sólo por medio de estos caramelos, ya que este plan de alimentación diferente la excluye en su totalidad.

Al igual que, las harinas, los cereales, las legumbres, la papa, la batata, el choclo, el higo, la uva.

El café de malta, las bebidas malteadas, la cerveza, las hamburguesas, (no caseras), las salchichas, y fiambres comunes.

Es decir, los que no son, (calidad extra).

Los quesos de rallar en sobres, (que no tengan, el logotipo espiga cortada), que identifica, apto para celiacos.

Que es lo que nos garantiza, ausencia de gluten, (una de las principales proteínas del trigo). Las milanesas, que se preparan con pan rallado o sustitutos, (que son de la familia).

No llores por ellas, hay formas deliciosas de preparar carnes que sin duda las reemplazan.

(Adjunto las exclusiones realizadas en los dos planes, para que te sirvan de guía).

Una vez obtenido el peso adecuado, (doy fe), el plan, cuenta con  agregados, que son sin duda el éxito del sistema.

Ampliando los resultados de las virtudes antes mencionadas, (no se aumenta de peso), tal vez tengamos una oscilación de: hasta 2 kilos, (sí es que lo realizamos por 15 días seguidos).

Pero en ese caso, realizamos, (2 días, el plan primario), y los perdemos.

Destaco lo más importante, (no causan adicción), pues al hacer uso de ellos, quedamos…satisfechos.

(Al menos, a mi me ocurre), y no soy extra terrestre.

¿Cuáles son?

A continuación, los he de compartir con vos, y te mostraré como usarlos.

(Algo muy importante), nueces, almendras, mermeladas, dulce de leche, chocolates,  y otras variedades, de las que luego haré mención, hay que comerlos, (solos), y lejos de otra ingesta, (no menor a dos horas), ¿cuánto?, lo que quieras.

Ya que este plan, no impone cantidades, sólo excluye los antes mencionados.

Notarás, que al poco tiempo tus porciones serán cada vez más normales.

Lo importante a respetar, son las 6 comidas, como el sistema del grupo lo indica.

Las colaciones de media mañana y media tarde, en las que se  ingiere, un sólo alimento sólido, son las más indicadas para perder peso.

Y una vez obtenido el ideal, para mantenerlo.

Algo muy importante para recordar, (el aceite), si bien su consumo no debe superar 1 cucharada sopera al día, (yo uso la de té), no se debe excluir nunca, pues tiene valores nutricionales, insustituibles para el buen funcionamiento del organismo.

Ampliando el tema, chocolates:

¡Un aplauso para los ellos! cuando indican, (ausencia absoluta de azúcar).

El cacao, con el que están compuestos, contiene polifenoles, favorece el intercambio de serotonina  al cerebro.

Por lo tanto, producen saciedad casi en forma inmediata.

Contienen leche descremada en polvo, que cumple la misma función.

Pero recuerda,  hay que usarlos lejos de otra ingesta.

Lo cual indica, que puedes llevarlos en la cartera.

Sí eres hombre, en un bolsillo del saco, por sí tomas un té o café al paso o en tu lugar de trabajo, viendo tele, o viajando.

Nuestra parte psíquica responde

A continuación, te mostraré las deliciosas recetas de las que se puede hacer uso en el plan secundario, no sin antes dejar en claro, el motivo por el cual he descubierto sus  virtudes.

Sería poco creíble, que una persona que se ha desbordado toda una vida, haga tan buena letra, sólo por haber dicho ¡basta!

Nuestra parte psíquica responde a eso, pero nuestro cuerpo, reclama el desborde al que ha estado sometido tantos años.

De alguna manera exige que lo calmen, es entonces donde comienza la lucha, doy fe, que siempre gana la psiquis.

Por que recurre a la búsqueda de soluciones inimaginables, con tal de ganar la batalla.

Sí nuestro cerebro es sano, domina nuestro cuerpo ¿no es esto maravilloso?

Como dicen, sí se te ha metido algo en la cabeza, al fin lo has de lograr.

Después de los primeros dos meses, de sobriedad absoluta, (en los que había bajado 5 kilos), comenzó mi lucha… y lo más importante, la experiencia que hoy dispongo, y con gran felicidad trasmito:

El nacimiento de este plan

Que ha tenido origen, cuando mi cuerpo comenzó a reclamar…MÁS.

Todos, tenemos alguna hora clave en la que las fuerzas aflojan.

La mía, (la trasnoche).

Conciente de ello, dispuse tener a mano, nueces, almendras, mermeladas, dulce de leche, chocolates.

Para gratificarme horas después de haber cenado, por supuesto, (pensando), las voy a usar con sobriedad, (pero no la tuve).

La primer noche, (comienzo muy cauta), sirviendo dos cucharadas soperas de mermelada en un platito.

Las que comí…con la punta de la cucharita de café.

Al rato… otras dos.

Al rato… traje, (el frasco), y lo termine.

Notando con asombro, (que estaba…satisfecha), y pensé: (es bajas calorías, veré que ocurre mañana con la balanza).

Hago referencia, que desde el año 92, en que deje el grupo, tengo en casa la balanza del mismo.

Habiendo pagado a este, más de su real valor.

Diciendo a mis compañeros:

Sí compran una más moderna, ésta, la pago lo que pidan.

Y así fue.

Con ella, fundamos el mismo y reconozco que soy una sentimental.

Un compañero dijo al respecto, “sufres de balancitis”.

Es cierto, me peso a diario, a la misma hora, y con la misma ropa.

Se, que hay mañas peores

Al día siguiente, de haber ingerido el frasco de mermelada, (el mismo peso), y el asombro.

A lo cual pensé: ¡no por esto, seguiré todos los días con estas travesuras.

Y continué con el plan primario por varios días, por supuesto, bajando de peso.

A los pocos días, comencé con un trocito de chocolate, y termine el resto, (el de 50g), “satisfecha”.

Al día siguiente, (el mismo peso), y continuaba haciendo buena letra,  y bajando.

No entendía en ese momento, (ahora lo se), primero, cual era la razón por la cual consumiendo estos, (y no, en porciones normales), no aumentaba.

(Segundo, y más importante),  por primera ves en toda mi vida, estaba eligiendo, cuando gratificarme y cuando no, es decir,  yo dominaba la comida, (no, esta a mí).

De esa forma, comencé  aumentando los días de travesuras, hasta que lo hice a diario, durante una semana.

Días, en que no me pese, (conciente de mis trampas).

Cuando lo hice, había aumentado 1 kilo.

Decido volver al comienzo, (un día, plan primario), perdí ese kilo.

Es allí, donde nace este plan.

Ya estaba estudiando con mucho fervor, y  la eficaz colaboración de mi secretaria, todo lo que refiere a la causa posible, por lo que la ingesta que yo realizaba a trasnoche y en forma variada, no me causaba adicción.

Y haciendo uso de ellos, (por 15 días seguidos), tal, las fiestas de fin de año, llegué al 2 de Enero, pesando sólo 2 kilos más.

Los cuales bajé en dos días, con el plan primario y mi gran asombro.

Algo que no he contado, (antes), en 15 días en desborde, (de alimentos en general), aumentaba hasta 5 kilos y me costaba, dos meses o más bajarlos.

Sigue: Hablemos de los agregados

Hablemos de los agregados

Hablemos de los agregados (que son, el bombón de este plan), ya que con ellas no hemos de extrañar las harinas, ellas son: la fécula de maíz y la fécula de mandioca. 

¿Qué me llevó a razonar esto?

Razón  por lo cual, leí su información nutricional, para ver, con que lo solidifican: (fécula de maíz).

Me pregunté: ¿qué tienen o que no tienen las féculas?

Estudie, que no contienen proteínas.

¿No será esta la clave?

Seguí estudiando, sobre hidratos de carbono, (que se usen cosidos), su porcentaje en proteínas.

Comencé,  por los que a mi me causan adicción

  • papa 2%,
  • choclo 7 a 10%,
  • lentejas 11%,
  • porotos 12,70%,
  • porotos de soja 38%, (estos son sólo ejemplos)- por que estudié muchos otros-, no viene al caso nombrar los demás, pues llegue a la conclusión, de que la papa, es la que contiene menos.

Me pregunté: ¿y las que no me causan adicción?,

  • pasas de uva 1,9%, frutas: (con las que se hacen mermeladas), todas ellas, menos, que las pasas de uva, tal, que en su rótulo indican, 0g,
  •  zanahoria 1,28%, zapallo, menos que la zanahoria.

¿El tema no ha de ser, que al consumir hidratos de carbono cosidos, debemos saber, que su porcentaje en proteínas no supere el: 1,50%?

¿Será el porcentaje ideal, para que al unirse a las proteínas de origen animal, no causen adicción?

Dejo en claro la excepción de esta evaluación, (el cacao), que tiene 5% de proteínas.

Cosido o elaborado, (chocolates), rompe estas reglas, por sus ya enunciadas virtudes.

Se, que no he descubierto la pólvora, asimismo, lo que (en mi), causa explosión.

Hablando de las que, (en mi), no la causan.

¿Por qué crees que puse en primer lugar, las pasas de uva?

En vísperas de Navidad, quise gratificarme con algo que se parezca, (a, un pan dulce).

¡OH, imaginación!

¿Sí a la receta básica num2, le agrego pasas de uva?

¿Qué puede pasar?

¿La comeré en un instante, (como antes)?

¿Será debut y despedida?

¡OH! sorpresa, comí la mitad-convidando a uno de nuestros hijos, que dijo al probarla “no se quién come mejor”-, y la otra mitad, la comí al otro día.

Es allí donde hice amistad con las pasas de uva, las que uso con frecuencia, a trasnoche, cuando voy a una reunión, alternando con nueces, almendras o chocolates, es decir, elijo que llevar cada vez.

Pero la respuesta a mis creencias, la tuve en Año Nuevo.

Cómo no repetir el exquisito pan dulce, que “disfrute” en Navidad.

¿Por qué a este, no le agrego también almendras?

“Ese sí, fue debut y despedida”.

(Lo devore, al instante), no comí más, por que no había, además, no quedé satisfecha.

Conclusión, busqué mis apuntes y veo: almendras 20% “estaba para mi, todo dicho”.

En ese instante, supe, que antes de contar mis experiencias, tenía que probar comerlas con algunas pasas de uva, ahora se, que no es buena combinación, (ni, en crudo), no quedé satisfecha.

Ya no tuve más dudas, simplemente debía tener en cuenta, que podía disfrutar de un trozo de queso fresco, con una generosa porción de mermelada, (en lugar del frasco entero), del mismo modo, supe, que no podía comer, dulce de leche con nueces.

(Nueces o almendras o pasas de uva o dulce de leche), “elegir”.

El dulce de leche, es todo en tema, (al menos el que yo uso), dice en su etiqueta (contiene, algo de azúcar).

¡No ha de ser mucha!

A las 2 cucharadas soperas, (lo dejo para otro día).

(El común, terminaba el frasco y quedaba insatisfecha).

En algún lugar de la vida, me has de contar, tu experiencia respecto a él.

Hablando de féculas, con la de maíz, se puede hacer una variedad de cremas, usándola en esta proporción; a ½ litro de leche, 30g, (el pocillo de café, lleno).

A esta preparación la llamaré; receta básica num3

****************************************

A esa preparación, (en crudo), se le agregan

  • 1 cucharada de postre de edulcorante,
  • una de té de esencia de vainilla y
  • un huevo,

se cocina en suave hasta su hervor, (revolver siempre).

Y a la misma, (sin el huevo), se le agregan 2 cucharadas de postre, de cacao amargo.

Y a la misma, cambiando la esencia, ejemplo, frutilla y colorante rojo.

También se emplea en lo salado, con un diente de ajo apenas frito, (con el aceite que nos toca), sal y nuez moscada, hacemos salsa blanca.

La que usamos en, (lo que podemos comer).

Estos son sólo ejemplos, en algún lugar de la vida, me has de contar la variante tuya.

Y con la fécula de mandioca, se prepara la receta básica num4

**************************************************

A 500g de ricota, se le agregan 2 huevos y aproximadamente 250g de esta fécula.

Cuando la queremos dulce, a la ricota y los huevos, le agregamos 2 cucharadas soperas de edulcorante, 1 de té de esencia, (a elección), o cáscara de limón o de naranja.

Sólo después, agregamos la fécula.

Se prepara en un recipiente, mezclando a mano, asimismo, le damos con ellas la forma deseada.

Ya que no se puede estirar con palo de amasar, (se quiebra).

Con paciencia, poniendo la misma en una bandeja, (preparada como antes dije, pero sin papel).

De a trocitos, se forma una tapa de tarta.

Para hacer, (un, sin número de variedades), dulces o saladas, (pero sin tapa).

En lo dulce, (ejemplo), 2 manzanas peladas cortadas en rodajas finas, 1 cucharada sopera de fécula de maíz espolvoreada sobre ellas, y otra de edulcorante, salpicado sobre el total de la cubierta.

Otra variante, mermelada y coco rayado.

Otra variante, postre comprado o el de fécula de maíz que antes mencione, (verter frío), etc, etc, etc.

Se cocina a horno suave.

Se puede revisar con la espátula levantando un costado.

Cuando este se despegue fácil, (ya está).

Servir fría, con la misma espátula, (ya que es frágil).

O con esta masa, se pueden hacer simplemente masitas, decoradas o no.

Cuando la queremos salada, a la ricota y los huevos, le ponemos sal.

Sólo después agregamos la fécula.

Con esta masa se pueden hacer tartas a elección, (la que prefiero): jamón cosido, y sobre ella, 2 huevos revueltos con 1 sobre de queso de rayar.

Quedamos en hablemos de los agregados.

Todo el exceso es malo

O en lugar del fiambre, verduras, (espinaca o acelga), o pollo o pescado (cosidos previamente).

O esta, que llamo “Julia”, nombre de mi querida tía, quien me dio esta receta, (sólo que ella usaba harina).

Para ella usamos, la mitad de la receta num4, y una bandeja mediana, (la de pizza chica).

Poner en un recipiente.

  • 2 zanahorias crudas (rayado fino), se le agregan,
  • 10 cucharadas soperas de leche,
  • 3 colmadas de fécula de maíz, y
  • una lata de atún, (no lleva sal, pues al atún le sobra).

Se mezcla todo y se vierte sobre la tapa, (se cocina al mínimo), 30mts o a (fuego de pelusa), 45mts.

Es exquisita

Y con esta masa, se pueden hacer simplemente pancitos.

¿Nunca has probado las famosas chipas, tradicionales de algunas provincias del norte Argentino?

Te doy mi personal sustituto

A la preparación salada, (con  poco o nada de sal), a la ricota y los huevos, se le agrega hasta 3 sobres chicos, (de 40g), de queso rayado, (yo uso 2).

Sólo después se le agrega la fécula.

Se hacen, con formas a gusto, 15 minutos y se dan vuelta y otros 10, apenas doraditas, (proba).

¡Ni te vas a acordar de las harinas!

De ellas aprehendí (sólo la primera vez, que las hice), era tarde, todos dormían.

Comí, sólo 4 y guarde el resto sin cubrirlas con bolsa de plástico.

Al otro día estaban algo secas.

Ahora se, en caso de guardarlas, que hay que cubrirlas para que se mantengan como recién hechas, (lo hice un día para probar).

Pero no me doy el lujo de poder hacerlo, pues, son  por mi familia… muy bien vistas.

Estos son sólo ejemplos, en algún lugar de la vida, me has de contar la variante tuya.

Como antes dije, lo elaborado con féculas también debe ser usado, lejos de otra ingesta.

Te daré un ejemplo, no es compatible, una tarta salada y de postre una dulce, ya que ambas, se deben ingerir, solas.

Es obvio que la salada, será tú almuerzo o cena, en ese caso tú postre ideal, puede ser un café y una gelatina.

Y cuando prefieras la dulce, procede igual.

¿Sí te preguntas, (y los pancitos), por que no acompaño con ellos el almuerzo o la cena?

No es buena idea, pero se pueden usar con jamón y queso o con mermeladas.

Como dije, lejos de otras.

Cuando me contacto con alguien, hoy con vos lector, me gusta responder las preguntas que yo me haría, (sí leyera este).

Como habrás observado, las féculas, no son incompatibles con ningún hidrato de carbono de los que usamos.

Supongo que al menos por curiosidad, estarás realizando el plan primario.

¿Porqué  las féculas, no se deben usar para acompañar nuestras comidas?

Por la sencilla razón, que satisfacen en mayor medida que todos los mencionados en este plan.

Y elegiremos estas, muy a menudo, y de esta forma nuestro plan nos perjudicaría. Cuanto más variada, más nutritiva ha de ser nuestra alimentación.

Como antes dije, todo en exceso es malo.

En este caso, no es, que no se pueda parar con ellas, sino, que nuestra dieta, seria pobre en otros aspectos.

Y abandonaríamos el plan por estar mal nutridos.

Un agregado…muy especial.

  • El puré de papas instantáneo

Lo supe por casualidad, lo había hecho, (para mi esposo), como guarnición de las salchichas, que comeríamos ambos.

Y no tuve precaución de tener para mí, la guarnición adecuada.

A veces ocurre, con las salidas imprevistas, pensé: “comeré sólo salchichas”.

Pero estaba exhausta, me serví una porción normal, quedé: (satisfecha), y asombrada.

Aclaro, que no es, la primera vez que lo pruebo, (antes, cuando me desbordaba), lo he comido, con milanesas o albóndigas, es decir, con algo que contenga harina.

Como antes dije, una verdadera explosión.

Al menos una vez por semana, me doy el gusto de comerlo, sólo o en los pasteles que se me ocurra, (con los rellenos permitidos).

Y no altera mi peso, ni, mi sobriedad.

Pero debía investigar antes de contar esta experiencia: ¿con qué están elaborados?

Es de suponer que la papa, (como cualquier producto disecado), cambia sus valores en proteínas, al producto en fresco.

Voy a mis apuntes y veo: fécula de papa 0,01%.

“Hacen  falta más cálculos”.

No conforme- sólo-, con eso, leo la información nutricional del producto.

El que yo uso contiene 5 porciones de 25g c/u, con 1,9% de proteínas.

No hay que tener en cuenta, la información del producto listo a consumir, pues las proteínas restantes son de origen animal, (leche entera, manteca).

Las que nosotros cambiaremos, por leche descremada y el aceite que nos toca.

Sigue el plan de alimentación.

La vida no es blanca, ni negra, según las circunstancias

Son excelentes los niveles de saciedad que se obtienen con este producto.

Y algo tan importante hoy, ahorrar tiempo y esfuerzo.

En algún lugar de la vida, me has de contar, tu experiencia respecto a el.

Cómo no probar un helado adecuado a nosotros, sí es con máquina para helados, saldrá mejor, (yo no tengo), lo bato cada 30mts, (sale bien).

En todos se procede igual, se mezcla y se congela.

La imaginación se agiliza, con ganas, surgen recetas exquisitas.

A un pote de crema Chantilly, se le agrega medio pote de dulce de leche.

A un pote de crema Chantilly, se le agrega medio pote de mermelada.

A un pote de crema Chantilly, se le agrega la misma cantidad, de cualquiera de las cremas, (frías), de fécula de maíz o postre comprado.

Es de no creer, del mismo, ingiero sólo cuanto deseo.

En algún lugar de la vida, me has de contar, tu experiencia respecto a él.

Otro agregado, tan especial, como desconcertante, (al menos para mí).

“La miel”.

Respecto a ella haré un amplio comentario, ya que probé hace muy poco, incluirla en este plan.

Teniendo en cuenta sus valores nutricionales, (que son varios).

Somos únicos, tal vez, a vos no te cause adicción.

“A mi, sí”.

Antes, no lo sabia, (era lo último que se me hubiera ocurrido comer).

La he probado, en época de desborde, (si no había otra cosa), cada tantos años.

Pero sí podía elegir, la ignoraba.

Pero ahora, continúo buscando todos los recursos posibles, para una eficaz variedad y excelente salud.

“Algo que ya estoy disfrutando”.

Y ella, está generando en mí una gran lucha, por que no me causa, (aumento de peso).

Como los demás agregados, la ingiero sola.

Pero es, con la única que no puedo reducir porciones.

Y es, (la única), que me hace dependiente.

Y ya no soporto que un producto de consumo, me quite la libertad que he adquirido.

Hoy  puedo decir: “SOY FIEL, A MI MISMA”.

Ya que he dicho ¡Basta!, a todo lo que me ha dañado, (por años).

A ella, no estoy dispuesta a decirle: ¡BASTA!

¡Es tan sana!

¡Tal vez sea ella, el último desafío de mi cambio de vida!

Por que me ha llevado a pensar:

Ahora aparece en mi vida, como el último actor de reparto de una obra de teatro.

Y sorprende al público, con su pequeña y triunfal actuación.

Que la gente, de regreso a casa, ni recuerda la obra en sí.

“Sólo… aquel actor”

¡Qué extraordinario…tal!

¿Cómo se llama?

¡Pero sí es…el último en la cartelera!

¿Cómo no es…primer actor?

“Cuidado con un actor de reparto”.

No ha de estar, su valor en ello.

Tal vez, tiene la misión de dar el mensaje primario.

¿Fue elegido al azar?

¡No lo creo!

Shakespeare; en su ya conocida y magnífica obra, de fama mundial e imperecedera.

¿Escribió acaso algo, que se repita a diario en todas las iglesias del mundo, desde hace más de 2000 años?

“Señor, no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para sanarme”.

La mayor parte de la población mundial, no conoce al autor de esta magnífica y pequeña oración.

¡Yo, no lo conozco!

¿Te has preguntado quién fue?

¿No tubo la misión, de dar el mensaje primario?

¿Ha de extinguirse esta oración?

“Ciertamente, no fue elegido…al azar”.

¡Fíjate dónde me ha llevado la miel…filosofía pura!

Es imperioso otro diálogo sincero, con uno mismo.

¿Por qué hace 2 meses…es sólo ella?

¿No dispongo acaso de amplia variedad?

¿Por qué espero con ansia mi trasnoche?

¿No es cómo esperar un amante?

¡Vaya amorío!

¿Por qué se me ha ocurrido, luego de tantos meses?

¿Pura casualidad?

¡No lo creo!

¡No será la elegida!

“Sí no soy sobria con ella, no publico este libro”.

¡Y amo este libro!

“Pero ella me hace prisionera”.

Razón por la cual, está en veda.

Es imperioso, un diálogo con vos lector.

Sí estas leyendo este, habré ganado la batalla “DOÑA MIEL”.

¿Vos quisieras decir ¡BASTA! a tan dulce amiga?

¡Yo, no!

¿Existen las casualidades?

¡No lo creo!

“Repasa tú vida”.

¿No has notado que todo cuanto ocurre es causal?

Piensa seriamente en esto.

¿No crees qué las cosas importantes, llegan en el momento oportuno?

Tal vez para exigirnos un cambio.

Tal vez en tú vida, no sea (doña miel).

Sea, con lo que sea, algún día, puedes estar en una situación similar.

¡La vida es un reto!

En ese momento maravilloso, sabrás, que puede ser bueno pensar algo así.

Yo soy, (blanco o negro).

Lo he sido siempre.

¿Sinceramente… quiero seguir siéndolo?

“REFLEXIONEMOS”.

La vida no es blanca, ni negra, tal vez, sea una conjunción de colores que se entremezclan, según las circunstancias que nos toca vivir.

                                           “COMO EL ARCO IRIS”

                                      Al fin, apareció en mi vida, por eso…

“TE LO REGALO A VOS”

JUNIO 13 – 2008  -KATHY  PIAZZOLLA-

Add Comment