La MÚSICA como TERAPIA emocional

Música como terapia es efectiva, nos conecta con el presente, pasado y futuro, nos ayuda a recordar, a estar alegres, tristes y hasta puede despertar el genio que llevamos dentro.

Una bella melodía, además de divertirnos, también se usa para calmar las emociones, bajar la angustia, puede ser curativa, sanadora.

Muchos terapeutas y médicos usan esta terapia como complemento del tratamiento, la mayoría mejora su salud más rápidamente.

música como terapia emocional

📰 Índice de Contenidos

La música como terapia emocional

La música ha sido utilizada a lo largo de la historia como una poderosa herramienta para expresar emociones y conectar con los demás. Pero además de su valor artístico, la música también tiene un impacto profundo en nuestra salud emocional y mental.

La música tiene la capacidad de evocar recuerdos y emociones, transportándonos a momentos específicos de nuestra vida. Escuchar una canción que nos remonta a un momento feliz o triste puede desencadenar una avalancha de sentimientos, permitiéndonos procesar y sanar nuestras emociones de una manera única.

Además de ser una herramienta para expresar y procesar emociones, la música también tiene un efecto directo en nuestro estado de ánimo. Ciertas melodías y ritmos pueden influir en nuestras emociones y cambiar nuestro estado de ánimo en cuestión de minutos. Escuchar música alegre y enérgica puede levantar nuestro ánimo y aumentar nuestra motivación, mientras que la música relajante puede ayudarnos a reducir el estrés y la ansiedad.

La música también puede ser utilizada como una forma de terapia para tratar problemas de salud mental. La musicoterapia es una disciplina que utiliza la música y sus elementos para promover la salud y el bienestar. Esta terapia se utiliza para tratar una amplia gama de trastornos, desde depresión y ansiedad hasta trastornos del espectro autista y enfermedades neurodegenerativas.

En resumen, la música es mucho más que una simple forma de entretenimiento. Es una poderosa herramienta para expresar emociones, cambiar estados de ánimo y promover la salud emocional y mental. Ya sea escuchando música en casa, asistiendo a conciertos o participando en sesiones de musicoterapia, la música puede tener un impacto positivo duradero en nuestras vidas.

Música como terapia: El sonido tiene poder curativo

Los sonidos son, igual que los aromas y los matices, regalos del universo, si prestamos atención a los sonidos, podemos cambiar nuestros estados de ánimo, bien sea tristeza, alegría, miedos y otros.

  • A través de diversos sonidos, se pueden curar enfermedades físicas y mentales, también puede deprimirnos: dependiendo del tipo de música que escuchemos.
  • Lo mejor es que los sonidos no necesitan receta médica, es muy económica y puede bajar el uso de remedios de farmacia. Sin embargo, consultarse con una persona especializada puede ayudar más.
  • Aunque podemos escuchar música clásica, tal vez por ejemplo de Enya, así nos ayudamos, también hay especialistas en musicoterapia.

Música como terapia para la salud mental

Musicoterapia. Música como terapia emocional

La música como terapia para la salud mental

Para cambiar estados de conciencia. Hay tantas culturas como diferentes tipos de sonidos musicales, con instrumentos y sonidos distintos.

Los sonidos tienen gran poder para cambiar los estados de conciencia, podemos hablar del sonido alfa usado por el Método Silva, el Moola mantra usado en la India y que tiene miles de años, la música clásica como las Sinfonías de Beethoven, los sonidos de tambores.

Escuchemos la música adecuada, pues también hay música deprimente. La vibración de la melodía influye con mucho poder en los animales, las plantas y por supuesto, en nosotros los humanos. Hay sonidos para atraer lluvia, para encontrar el equilibrio de la naturaleza y de nosotros mismos.

Música como terapia psicológica

La música como terapia para el estrés. Existe belleza indescriptible en las melodías, busquemos la mejor, la que nos hace felices, la que nos trae alegría, la que calma nuestros sentidos, la que nos hace despertar, la que nos trae inspiración.

La Música es la expresión del Corazón, es el sonido del Alma

musica como terapia para el estrés

La música como terapia para el estrés: Es un arte que cura

El baile y la música son recursos para combatir el estrés, para el aprendizaje y mejorar nuestra salud mental.

Desde tiempos remotos, la música es usada por chamanes y curanderos como herramienta terapéutica. ¿Cómo utilizar la música en nuestras vidas?

Luego de ensayar, los músicos mejoran los estados emocionales con mayor bienestar, confianza, amistad y mejoran las relaciones entre las personas del grupo.

Somos seres sonoros y musicales. Tenemos sensibilidad a las vibraciones.

La música como terapia para la salud mental

Beneficios de la música para tu cerebro

Con solo escuchar música, se producen cambios bioquímicos en nuestro cerebro, afectando así a los neurotransmisores y a la interconectividad entre las diferentes áreas del cerebro.

  • La música nos ayuda a centrar la atención.
  • Nos ayuda con el estrés y a lograr distintos estados de conciencia.
  • Mejor si es instrumental, nos ayuda con la motivación para algún estudio o trabajo intelectual.
  • Nos relaja, mejora el ritmo respiratorio.

¿Cómo influye la música en los enfermos?

Escuchar melodías puede fortalecer el sistema inmunológico, Puede disminuir nivel de cortizol y aumentar producción de plaquetas.

Ahora se ha estudiado la musicoterapia y cómo afecta a personas de diferentes enfermedades y edades, por ejemplo, Parkinson, autismo, demencia, Alzheimer, traumatismo de cráneo, enfermos psiquiátricos, niños que son diagnosticados con problemas de conducta, insomnio, personas con SIDA y otras.

La música como herramienta en la terapia psicológica

Disfrutemos de la música. Con solo unos minutos, las neuronas se activan y el cerebro recibe mensajeros quisimos que produzcan sensaciones de bienestar y plenitud.

Escuchemos también el silencio, sonidos de la naturaleza, las olas del mar, el canto de las aves. Todo esto es música.

Cuál es la música clásica

La música clásica es un género musical que se originó en Europa occidental en el siglo XI y se desarrolló hasta el siglo XX. Se caracteriza por ser una forma de expresión artística que se basa en la utilización de instrumentos musicales y la combinación de diferentes melodías y armonías. La música clásica se distingue por su complejidad y refinamiento, requiriendo un alto nivel de habilidad técnica por parte de los intérpretes y compositores. Además, se caracteriza por su estructura formal, con la presencia de secciones claramente definidas y una gran atención al detalle en la escritura musical.

El repertorio de música clásica abarca una amplia variedad de estilos y formas, incluyendo sinfonías, conciertos, óperas, sonatas y música de cámara. Uno de los aspectos más destacados de la música clásica es su capacidad para evocar una amplia gama de emociones y transmitir mensajes y sentimientos profundos. A través de su complejidad y riqueza musical, la música clásica puede transportar al oyente a diferentes estados de ánimo y cambiar su estado de conciencia.

La música clásica ha sido reconocida a lo largo de la historia como una forma de arte que trasciende barreras culturales y temporales. Compositores como Bach, Beethoven, Mozart y Tchaikovsky son considerados figuras icónicas en el mundo de la música clásica y sus obras siguen siendo interpretadas y apreciadas en la actualidad. La música clásica tiene la capacidad de perdurar a lo largo del tiempo y seguir siendo relevante y emocionalmente poderosa incluso siglos después de haber sido creada.

Además de su valor artístico, la música clásica también se ha utilizado como una forma de terapia y sanación. Estudios han demostrado que la música clásica puede tener efectos positivos en la salud física y mental de las personas, ayudando a reducir el estrés, mejorar el estado de ánimo y promover la relajación y el bienestar general. La combinación de melodías y armonías complejas, junto con la estructura formal y la atención al detalle, crea un ambiente sonoro único que puede tener un impacto profundo en el estado de ánimo y la mente de las personas.

En resumen, la música clásica es un género musical caracterizado por su complejidad, refinamiento y capacidad para evocar emociones profundas. Con una amplia variedad de estilos y formas, la música clásica ha trascendido barreras culturales y temporales, y sigue siendo apreciada y valorada en la actualidad. Además de su valor artístico, la música clásica tiene la capacidad de influir positivamente en la salud física y mental de las personas, convirtiéndola en una forma de terapia y sanación poderosa y efectiva.

Fuente consultada: https://www.medicalnewstoday.com/articles/music-therapy

¿Escuchas música como terapia para el estrés? ¿Qué melodías y ritmo prefieres?

¿Conocías las propiedades de la música?

Cuéntanos en los comentarios.

Favor comparte este artículo sobre la música como TERAPIA emocional para que más personas se enteren de estos beneficios.

    2 Comentarios

  1. Vinicio dice:

    Buenas,
    Pueden decirme, por favor, ¿Cuál es la música para estudiar?
    ¿Y para meditar?

    1. Milagil dice:

      Para estudiar los expertos recomiendan Beethoven, Mozart y Chopin. Las melodías que escogas deben ser tranquilas, relajantes. El efecto Mozart es recomendado. También los sonidos de agua, aire, montañas.
      Para meditar puedes concentrarte en los sonidos de tu alrededor, los pájaros, el mar, el sonido del aire, de los árboles, claro, esto si vives en un sitio tranquilo.
      Si no hay sonidos para relajarse, pues hay que cerrar puestas y ventanas y poner música clásica. Gracias Vinicio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Subir

Aceptar Cookies Más información